La nota trata sobre la retirada del plan de Trump para aumentar los controles de datos biométricos a migrantes. La foto es ilustrativa
Connie Kaplan

Connie Kaplan

La administración de Biden abandona el plan de recolección de ADN y otros datos biométricos propuesto por Trump

El gobierno de Joe Biden dio marcha atrás con una propuesta de Trump que permitía a las autoridades de inmigración recolectar datos biométricos como ADN, huellas de voz y escaneos oculares.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) anunció que dará marcha atrás con la propuesta del ex mandatario Donald Trump que habilitaba recolectar datos biométricos tales como información genética, huellas de voz y escaneos oculares. Según fuentes oficiales, el objetivo de esta medida es reducir las “barreras y cargas innecesarias” del sistema migratorio y proteger lo máximo posible la privacidad de las personas.

Como resultado de este cambio de política, en los procesos rutinarios USCIS solicitará solamente datos biométricos esenciales como fotografías y huellas dactilares. Sin embargo, otro tipo de datos biométricos podrán ser recopilados en casos excepcionales relacionados con cuestiones de seguridad nacional, verificación de identidad y prevención del fraude.

La decisión se tomó luego de analizar los comentarios que dejados en una encuesta pública que se abrió hace 30 días para que las personas compartieran su opinión, comentarios y sugerencias sobre el funcionamiento del sistema migratorio.

A su vez, esta medida está en línea con otras políticas seguidas por la administración Biden, como por ejemplo la reducción de los arrestos en zonas cercanas a los juzgados, que buscan revertir la intención de Trump de crear un sistema de inmigración estricto y limitado.

¿A qué se debe el freno de Biden al NPRM propuesto por Donald Trump?

El DHS indicó que esta medida fue retirada por diversas razones. Entre ellas se encuentran los comentarios recibidos en la encuesta pública que abrió la oficina hace aproximadamente un mes y la necesidad de mantener una política consistente con los valores sostenidos en la Orden Ejecutiva 14012 publicada en febrero y titulada “Restaurar la fe en nuestros sistemas legales de inmigración y fortalecer los esfuerzos de integración e inclusión para los nuevos estadounidenses”.

Durante el período de comentarios públicos, el Departamento de Seguridad Nacional recibió 5,147 comentarios en total. 192 de ellos referían específicamente al plan de recopilación de datos biométricos que quería establecer el gobierno de Trump. Estos comentarios han sido presentados por individuos, grupos de defensa, proveedores de servicios legales, asociaciones de profesionales, gobiernos locales o estatales y organizaciones sociales.

La mayoría de los comentaristas expresaron su oposición general a la propuesta de Donald Trump. Sus argumentos se basaron en preocupaciones sobre la política de inmigración y privacidad e inquietudes financieras. Además, escribieron que la regla era “innecesaria, ofensiva, una violación de la privacidad y de las libertades civiles de ciudadanos estadounidenses, inmigrantes legales, no ciudadanos, víctimas de violencia doméstica y niños.”La nota trata sobre la retirada del plan de Trump para aumentar los controles de datos biométricos a migrantes. La foto es ilustrativa

También acordaron que solicitar datos biométricos como ADN, grabación de voz y escaneos oculares es completamente innecesario para cumplir con los requisitos del sistema migratorio. Como resultado, el Departamento de Seguridad Nacional ha registrado estas preocupaciones e incluso afirmó que algunas de ellas están justificadas y deben requerir una deliberación adicional. Por lo tanto, ha decidido retirar el NPRM y discutirá qué modificaciones pueden ser apropiadas y consistentes con las necesidades del sistema de inmigración.

¿Cómo era el NPRM de Trump que intensificaba la recolección de datos biométricos?

Bajo la administración de Donald Trump, en septiembre de 2020, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicó en el Registro Federal un “Aviso de Reglamentación Propuesta” (NPRM por sus siglas en inglés) titulado “Recopilación y uso de datos biométricos por parte de los Servicios de ciudadanía e inmigración de los EE.UU.” Mediante este aviso, el gobierno buscaba intensificar la cantidad y el tipo de información biométrica solicitada a los migrantes.

La justificación oficial era flexibilizar las prácticas y políticas de recopilación de datos biométricos para simplificar el sistema de migración y hacerlo más seguro. Argumentaban que la modificación generaría más seguridad y reduciría el fraude. El gobierno también aseguraba que haría el sistema más eficiente porque, por ejemplo, permitiría a las personas conocer el estado de sus solicitudes utilizando solo sus voz. El ADN no sería almacenado y funcionaría exclusivamente para garantizar que los solicitantes sean miembros de la misma familia y evitar trámites engorrosos en papel.

La nota trata sobre la retirada del plan de Trump para aumentar los controles de datos biométricos a migrantes. La foto es ilustrativa

La posición de la administración de Biden sobre la recopilación de datos biométricos

En sus declaraciones recientes, el Departamento de Seguridad Nacional aseguró que apoya los objetivos del NPRM formulados por la administración Trump. En este sentido, aseguró mantener la necesidad de flexibilizar sus prácticas y políticas de recolección de datos biométricos para gestionar los beneficios migratorios y mejorar las verificaciones y gestiones de la identidad. Sin embargo, afirmó que estos objetivos no pueden concretarse a costa de interferir con lo expresado en la Orden Ejecutiva 14012 antes mencionada.

Si bien el Departamento de Seguridad Nacional, USCIS, CBP e ICE siguen comprometidos con la seguridad nacional, la gestión de identidad y la prevención del fraude, solo solicitarán el envío de datos biométricos cuando sea absolutamente necesario (por ejemplo, enviar fotos para aceptar una solicitud de naturalización según establece el INA Sección 333 y 335 o presentación de huellas dactilares según la sección 264 de INA)

En este sentido Alejandro Mayorkas, Secretario del Departamento de Seguridad Nacional, enfatizó que las prácticas y políticas vigentes para la recolección de datos biométricos en el DHS son suficientes para cumplir con los requisitos legales y reglamentarios para la producción de documentos e investigación de antecedentes de cualquier solicitante y patrocinador, incluidos los ciudadanos de los Estados Unidos.

Mayorkas también afirmó que el DHS está listo para participar en futuras regulaciones para modificar la regulación sobre datos biométricos siempre y cuando esto no obstaculice el acceso al sistema migratorio y proteja la privacidad y la libertad civil de las personas.

Si tú también te encuentras en medio de un proceso migratorio y quieres conocer tus derechos, saber qué datos biométricos te pueden solicitar o necesitas otro tipo de asesoría legal, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de abogados.

¡Nuestros años de experiencia hablan por sí mismos!

 

 

 

Share this post

More from our Blog

Scroll to Top
Skip to content