En esta imagen se ve representada una visa L-1B. La imagen es solo ilustrativa
Connie Kaplan

Connie Kaplan

Trabas en la visa L-1B dificultan las transferencias en empresas multinacionales

Las políticas migratorias de los Estados Unidos dificultan el procesamiento de visas L-1B en el USCIS

A pesar de que a partir de las últimas elecciones los Estados Unidos comenzaron a mostrar una cara más amable frente a la migración de profesionales al país, un número importante de peticiones de visa L-1B son negadas año tras año a causa de las políticas migratorias anticuadas en el Servicio de Ciudadanía e Inmigración en los Estados Unidos. Es una traba importante para las empresas multinacionales que necesitan realizar transferencias de personal administrativo a su sede en los Estados Unidos.

Con una Visa L-1B, un individuo tiene derecho a vivir y trabajar en los Estados Unidos por un período de 3 años a 5 años bajo ciertas condiciones. Antes de poder ingresar a los Estados Unidos, la persona debe demostrar que trabajó en el extranjero para la compañía por un año entero desde su admisión. La empresa multinacional puede transferir a un empleado con conocimiento especializado desde una de sus oficinas en el extranjero a los Estados Unidos o enviar a un empleado administrativo para que administre la apertura de una nueva oficina en el país. En las oficinas de Connie Kaplan podemos asesorarte sobre cuáles son las visas de trabajo disponibles en los Estados Unidos.

En esta imagen se representa un persona llenando un formulario de Visa L-1B. La imagen es solo ilustrativa
Trabas en la visa L-1B dificultan las transferencias en empresas multinacionales 3

¿Cuáles son los requisitos para una visa L-1B?

De acuerdo con el Servicio de Ciudadanía e Imnigración de los Estados Unidos, la visa L-1B aplica para empleados de empresas multinacionales con conocimiento especializado. “Conocimiento especializado” refiere a cualquier conocimiento que tenga el individuo referido a los productos, servicios, equipos, técnicas y formas de administración y a su aplicación en el mercado internacional; o un nivel avanzado de experiencia en cuanto a los procesos y procedimientos internos de la organización.

La visa L-1B puede obtenerse de dos maneras: la compañía puede realizar la petición por su empleado ante el USCIS y, una vez aprobada la petición, el individuo puede obtener la visa en un consulado o embajada de los Estados Unidos o realizar un cambio de estatus migratorio si ya se encuentra dentro del país. Te aconsejamos estar al día con los cambios en los términos de las Leyes de Inmigración del país.

La segunda opción requiere que una compañía con el tamaño y la importancia suficientes completen una petición en blanco para asignarla a un individuo al momento en el que sea necesaria la transferencia. De esta manera, una vez que la petición sin asignar es aprobada, la compañía solo debe completar el formulario I-129S (Petición de No Inmigrante basada en Petición-L General) y entregarla al empleado para que la presente en una oficina consular.

¿Por qué el USCIS está rechazando peticiones L-1B?

Durante los últimos 7 años, a través de 3 diferentes administraciones presidenciales, el índice de denegación de peticiones para una visa L-1B ha sido del 28,2%, de acuerdo con la Fundación Nacional de Política Americana. Tras un pico del 33,3% durante el año fiscal 2020, durante el año fiscal 2021 el índice se estabilizó en 26,2%. Es un número muy alto si se lo compara, por ejemplo, con el índice de negación de visas H-1B durante el año fiscal 2021, de tan solo el 4% para nuevas peticiones y del 2% para renovaciones (este año las postulaciones para la visa H-1B rompieron récords máximos).

Para el mercado internacional, un índice de negación en las peticiones de visa L-1B superior al 20% es demasiado alto, ya que pone trabas a las compañías multinacionales a la hora de transferir personal a los Estados Unidos y se generan pérdidas a causa del tiempo y los gastos necesarios para solicitar peticiones.

Resulta extraño que las peticiones para una visa L-1B sean rechazadas con tanta frecuencia en comparación con otras visas de negocio. El servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos realiza una investigación exhaustiva en cuanto al conocimiento especializado que el empleado tenga sobre los procesos de la compañía, y le da más prioridad a la evidencia presentada en forma de documentos que a la recomendación de la misma compañía acerca del conocimiento y la importancia del empleado.

Vic Goel, socio de Goel & Anderson. Traducción propia
Imagen representativa Visa L-1B. La imagen es solo ilustrativa
Trabas en la visa L-1B dificultan las transferencias en empresas multinacionales 4

A pesar de que el testimonio de la compañía debería ser de peso a la hora de aceptar o no la transferencia de un empleado calificado a los Estados Unidos, las políticas del USCIS lo desestiman con mucha facilidad y hacen sumamente difícil un proceso que, de ser más ágil, generaría más movimiento en la economía Americana.

Desde las Oficinas Legales de Connie Kaplan trabajamos en peticiones de trabajo temporal y de residencia basada en empleo. Trabajamos con atención y profesionalismo para garantizar que nuestros clientes obtengan el mejor resultado posible. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para resolver todas tus dudas y llevar adelante tu proceso migratorio.

Share this post

More from our Blog

Scroll to Top
Skip to content